martes, 9 de noviembre de 2010

La bicicleta roja de Kim Dong-Hwa



* * * * *

(A la chica que siempre estaba en la puerta de la casa y saludaba al cartero, y que un día desaparece. Ha muerto. El cartero entra a su velatorio)

Hoy han venido a verte tus amigos.
Las flores silvestres quieren
darte el último adiós con su fragancia.

Incluso el viento del bosque
nos ha acompañado.

Y esto es el agua del río
donde remojo mis pies.

Y yo..
No sé cómo despedirme.

* * * * *

Un día más,la bicicleta roja transporta
las historias más bellas.

* * * * *

1 comentario:

carlos de la parra dijo...

Acompaño al cartero en su sentimiento. La muerte tiene a veces su lado desagradable y permanente.