miércoles, 8 de diciembre de 2010

Amor en la basura

Recuerda a papá que baje la tapa de la basura. Lo que tendría que hacer tu padre es arreglar este cubo, estoy harta de que la tapa siempre se quede atascada. Pero es que es un inútil…


El niño le miró con ojos inocentes: Mamá, ¿por qué te casaste con él? Siempre te estás quejando…

Su mirada se perdió muy lejos de la cocina. Recordó el parque en otoño, las manos entrelazadas, el primer beso, los versos susurrados al oído. Ya no había besos robados al atardecer. Ya no había versos.

El amor es ciego, Miguel, pero tu padre, con el tiempo, me operó los ojos.

3 comentarios:

sucede dijo...

Muy bueno! Yo también me presenté al concurso. La frasecita se las traía... Suerte!!

carlos de la parra dijo...

Nada que no pueda curarse con reunirse a darse cada quien lo mejor de la vida sin estar esperando cambios en la persona.

Puri dijo...

sí,Carlos, yo creo que ella solo esperaba que alguien mimara su amor un poco. El amor es como las plantas... Si no se riegan , se secan.