lunes, 31 de enero de 2011

Reparto

Se me olvidó otra vez que los niños iban este fin de semana con su padre. Hemos repartido las casas, el coche, las cuentas corrientes, hemos roto por la mitad nuestros corazones... Pero no me acostumbro a partir a los niños. Claro que el pequeño siempre me lo recuerda con sus sabias palabras: "Hay que com-partir, mamá, lo dice la maestra". Me ha salido como Salomón, el niño.

4 comentarios:

Blanca dijo...

Suena tan dificil la situacion.. no te conozco de nada pero espero que te vaya bien!

Puri dijo...

Bueno Blanca, es un relato solo... Yo no estoy en esa suituación. Los divorcios siempre son difíciles, especialmente cuando hay niños.

marialuisa dijo...

jaja a mi me ha parecido gracioso, dentro de la gracia que se le puede encontrar jaja :P

saludos

Puri dijo...

Sí, Maria Luisa, el final a lo Salomón le da un toque simpático...
besos