jueves, 3 de febrero de 2011

La bala, en la sien


Orden
La bala, en la sien.
Mi marido, en la cama. He puesto la pistola en su mano, junto a la cabeza.
Su ropa, plegada en la silla junto a la cama.
Cada cosa en su sitio, me decía siempre mi madre.
Por eso no puedo soportar ver la sangre manchando las sábanas.



Una contra cinco
La bala, en la sien. O la bala en la recámara.
Hizo girar el tambor del revolver y se lo llevó a la sien.
Nunca más jugó a la ruleta rusa.

Y la contribución de mi hija Elena para el concurso relatos en cadena fue la siguiente:
(mi hijuela va a cumplir 15 años en febrero)

Ajuste de cuentas
La bala, en la sien. Los ojos vidriosos mirando el vacío. Una mueca de sonrisa helada en el rostro. La cabeza golpea el suelo, rota en mil pedazos. La escopeta aún humeante, en manos de la niña. Sonríe, la deja en el suelo y ríe con alegría. Muñeca de porcelana, nunca volverás a aterrorizar a la niña.

4 comentarios:

Torcuato dijo...

Buenos intentos.
Me gusta mucho el primero.
Y por supuesto el de tu hija. Está genial.
Besos a las dos.

Javier dijo...

Muy majos. Veo que Elena te hace la competencia. Me ha gustado mucho su relato, escribe muy bien- ¿A quién habrá salido? Un beso para las dos.

Anónimo dijo...

Me han gustado mucho ... El de Elena especialmente. :-)))

Puri dijo...

Gracias por vuestros comentarios, veo que Elena tiene muchos seguidores... Un abrazo a todos