domingo, 27 de enero de 2013

Mi mundo en libretas



Acuática hizo en su blog una entrada sobre sus libretas para borradores de microrrelatos, en la que nos preguntaba sobre nuestras libretas. Tengo que reconocer que soy la reina de las libretas, me encantan desde niña los cuadernos con portadas bonitas... Y tengo de todos los tipos, tamaños y para todas las ocasiones. En el bolso llevo una pequeñita, donde cazo las ideas que se me ocurren por ahí y que si uno no anota se olvidan. Son gérmenes de futuros relatos o cosas que pienso para algo que estoy escribiendo en ese momento y luego las paso al ordenador. No soy tan organizada como la amiga Acuática, yo solo apunto ideas, frases más o menos elaboradas, que se van sucediendo en las páginas de la libreta sin ningún orden y con una letraja que a veces hasta a mí me cuesta descifrar (sobre todo como lo haya escrito en el autobús...). Luego lo trabajo en el ordenador, que es mi herramienta fundamental de escritura y cuando ya lo he pasado al ordenata, trazo una raya sobre lo escrito para saber que ya está a limpio, o pongo un asterisco en la parte superior de esa página. Entre sus páginas guardo también alguna florecilla seca de los paseos por el campo y una pajarita que hice con un papel de propaganda azul clarito muy mono y un dibujo que hizo mi hijo en un papelillo en un bar.... La que llevo ahora es la azul, la otra es de hace un tiempo, pero es pequeñita y os la enseño porque me gusta mucho, tiene unos dibujos preciosos.



Tengo otra libreta muy bonita, esta de la luna, que me regaló mi hermana y que guardo en el cajón de mi mesilla de noche, para esas cosas que me vienen antes de dormir (generalmente pocas, porque me duermo enseguida y no me da tiempo ni de pensar ni de anotar), pero sobre todo para esas ideas que nacen cuando me despierto el fin de semana y en ese delicioso estar pero sin estar, medio despierta medio dormida, sueño e imagino. También apunto a veces en ella frases del libro que estoy leyendo por la noche. Esta es una libreta más grande y en ella me explayo más que en la del bolso (pero eso no en la cama, que es bastante incómodo). A veces también recoge mis sueños, cuando me despierto los anoto porque si no, se me olvidan, los sueños son frágiles y se esfuman con facilidad, sin darnos cuenta, ya no queda ni rastro de ellos.



Y por último están mis libretas de viajes, donde llevo mi diario de las jornadas viajeras, con el itinerario y las anécdotas del día. Suelo empezarlas con bastante orden al comienzo del viaje, noche tras noche, pero al final el viaje me atrapa en su vorágine y la libreta suele quedarse rezagada y sin terminar, pero al cabo del tiempo, cuando abro estas cajitas conservadoras de experiencias, es maravilloso poder reencontrarme con nuestras pequeñas aventuras. Esta es la última de mis libretas de viaje y no, no estuve ne París...


En otra agenda, en casa, apunto los libros que leo cada año, título y autor, con uno, dos o tres asteriscos según me haya gustado más o menos.

En otra libreta recojo los libros que quiero leer, que he encontrado en alguna reseña o he visto comentar en internet. También apunto películas que me pueden interesar o música, en fin, todo todito lo que me pueda gustar y que tengo pendiente de encontrar y disfrutar. Y también tengo en ella más ideas para cuentos e historias empezadas y sin terminar. Esta es mi libreta más bonita, me la regaló mi cuñada Alicia, con este maravilloso dibujo en relieve de la artista Laurel Burch, Alma y Lágrimas:


Así que como veis tengo libretas de todos los tamaños, gustos, colores y diversidad de contenidos... Mi  pequeño gran mundo de las libretas…

12 comentarios:

Fernando Vicente dijo...

Yo también tengo esta última y creo que Juanlu, también. Paperblanks hace libretas muy bonitas, la verdad.
Yo tengo una libreta, pero soy más de escribir en el ordenador y, como soy un poco friqui, tomo notas en una aplicación para el móvil llamada Evernote que permite guadar textos, enlaces, fotos, grabaciones, bueno, de todo. A mí es lo que me resulta más cómodo porque luego accedo desde el ordenador a toda esa información que he ido guardando.

Amando García Nuño dijo...

Yo tiro de papeles reciclados, tarjetas de visita por el dorso, rollos de papel higiénico...
Cada uno hace lo que puede
Abrazos.

Rocío Romero dijo...

Qué gracia Puri,
Yo tengo una como la tuya azul pero en rojo y unas cuantas de Paperblanks, algún cuaderno pequeñito... y a veces las llevo en el bolso pero normalmente dejo alguna en la mesita de noche y escribo desde la cama. Es curioso que coincidamos en algunas cosas sí, y en otras para nada :-). También tengo Evernote en el móvil, pero no lo he utilizado jamás (tendría que comprobar si funciona). De que busco la aplicación y escribo con ese miniteclado... se me habría olvidado la idea, no. ¡Libretita y boli!
Besitos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Anda, yo también tengo un montón de libretas y una exactamente igual a la tuya azul, del mismo color y con su gomita. También me gusta anotar porque todo se olvida, ¡tenemos demasiadas cosas en la cabeza!
Besicos muchos.

Sandra Montelpare dijo...

¡Hola, Puri! Los artículos de librería me pierden así que siempre compro moleskines o libretas (la gomita es fundamental) y escribo ahí cuando no estoy en casa y la inspiración me agarra en un transporte público, en una sala de espera...
Y después uso mucho los post - it que desparramo por todos lados porque soy un despiste viviente.
Besos van!

Leica dijo...

La última libreta también la tengo yo y me da pena usarla!!! jajaja

Puri dijo...

Fernando, las libretas de Paperblanks son las más bonitas, y veo que este modelo lo tenéis muchos!!!

Amando, hay que aprovechar cada trozo de papel, sí señor, las serviletas de la cafetería, el papel de fumar... Pero yo tengo debilidad por las libretas monas, aunque luego cualquier papel me sirve.

Rocío, veo que coincidimos en muchas cosas. Yo tampoco podría usar el móvil, me pasaría lo que a ti, y encima con esos teclados que cuando quiero tocar una letra le doy a la de al lado...

Casa Encendida, es una libretita muy mona y práctica, ¿verdad?

Sandra, a mí me gusta todo de las papelerías, las carpetas, las libretas, los bolis, las plumas estilográficas...

Puri dijo...

Leica, úsala que si no se va a poner muy triste, pobrecita.

Acuática dijo...

¡Qué bonitas Puri! *_*
Coincido en lo bonitas (y carísimas) que son las libretas de Paperblanks. A mí me encantan, pero el precio (y el hecho de no tener líneas) me tiran "pa' trás".
Besos :)

Puri dijo...

Acuática, la Paperblanks me la regalaron, es una obra de arte. Lo importante, para nosotros, es que sea pequeñita, que la podamos llevar cómodamente a cualquier lado, que no pese, para apuntar todas nuestras divagaciones. Besos

AtHeNeA dijo...

Hola!
Soy una apasionada del material de papelería etc y buscando por internet por casualidad me he encontrado con tu blog.
Me gusta lo que he visto... Si no te importa me quedo....
Iré poco a poco poniendome al dia de posts.

Un abrazo de luz✴

Purificacion Menaya dijo...

Hola Athenea, me alegro de coincidir contigo en esta pasión por las cosas bonitas de las papelerías. Bienvenida a este rincón, donde siempre estás invitada a leer un cuento con un beso de chocolate.