lunes, 28 de enero de 2013

Alguien se ha sentado en mi escritorio...



Esta mañana volvimos a casa de nuestro paseo dominical.
Papá se sentó a la mesa y dijo mosqueado:
—Alguien ha probado mi sopita
Mi hija Elena se sentó ante su plato y dijo:
—Alguien ha probado también de mi sopita…
Mi hijo Pedro dijo:
—Sé que me repito, pero alguien ha probado también mi sopita
Yo me senté en la cabecera de la mesa y protesté:
—Alguien ha probado mi sopita… ¡Y se la ha tomado toda!

Luego pasamos a nuestras habitaciones.
Mi hijo Pedro dijo:
—Alguien ha tocado mi ordenador
Mi hija Elena dijo:
—Alguien se ha conectado con mi Smart Phone
Papá dijo:
—Alguien ha encendido mi Ipad…
Yo llegué a mi mesa y exclamé:
—¡¡¡Alguien se ha sentado en mi escritorio y ha usurpado mi ordenador!!!



Osazo me miró con indiferencia y siguió aporreando como un poseso el teclado.

Seguro que escribe cuentos mejor que yo.
He pensado dejarlo aquí durante un tiempo y que alimente mi blog.

7 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

¡Cómo ha cambiado el cuento! je je.
Muy buena actualización Puri. Todavía me estoy riendo.

Cuando acabe contigo, si no te importa, envíamelo.

Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jajaja, que bueno, vamos a ver que sale de todo esto.
Me h gustado mucho el relato llevado a tu terreno.
Besicos muchos.

Blanca Bk dijo...

Naaaah, no puede ser, todo el mundo sabe que lo que le gusta a los osos de peluche es la máquina de escribir. No son dados a las nuevas tecnologías... jajaja. Muy bueno niña. Buenos días!! :D

Sara Lew dijo...

Buenas risas en esta mañana de lunes.
Ya estoy deseando leer las creaciones de ese oso. Promete...
Besos.

Pedro dijo...

¡Mira que me he reído con el osazo este!

¡Qué bueno, Puri!

Un abrazo,

Rosa dijo...

Jjajajja qué bueno!!! Un beso para Osazo (quedo a la espera de sus cuentos) Y uno enorme para ti, como siempre desde el aire

Puri dijo...

Miguel, Osazo no se va con cualquiera, en casa lo estamos tratando muy bien, tiene un montón de libros para leer y salmón para comer y miel, mucha miel, ah, y le calienta los pies a mi hijo por la noche, así que él no le va a dejar marchar.

Casa Encendida, aún no me ha dejado leer sus cuentos...

Blanca, Nuestro Osazo es muy moderno, odia la máquina de escribir, como yo, se le enredan los dedos entre las teclas.

Sara, yo también espero y espero leer sus creaciones

Pedro, pues a mí no me entró la risa cuando lo vi ahí sentado!!!

Rosa, Osazo se ha puesto un poco celoso porque mi beso es enorme y el suyo no... ¡Que quiere más besos desde el aire! el te manda besos de miel