miércoles, 3 de agosto de 2011

Diario de viaje



Una se va de vacaciones, a recorrer el mundo, y no le queda tiempo más que para escribir un pequeño diario de viaje, y eso con grandes esfuerzos, por la noche, de que no se le cierren los ojos. En las habitaciones de las casas rurales, repantingada en un sofá o en la cama, o en una mesita escritorio de hotel, voy garabateando los paisajes de los que se van llenado mis ojos, los olores, las gentes, el mar, las anécdotas de la familia, los sinsabores con los malos hosteleros y los grandes sabores de las comidas más ricas del mundo (cuánto se zampa en vacaciones y qué rico está todo), las maravillosas experiencias con otros hosteleros encantadores, amables y entregados, la conjunción de la historia de las piedras antiguas de los monumentos con nuestro presente, con un automóvil nos asomamos al pasado y nos preguntamos eso de: ¿cómo sería esto en tiempos de los romanos?
Otra vez estoy en casa y echo de menos los paisajes, las gentes, la paz de las casas rurales, todo eso que se me ha quedado en la cabeza y en el corazón. Lo único bueno es que puedo retomar este blog... Y poder volver a encontrarme con mis amigos, en carne y hueso en Zaragoza, y por el ciberespacio en este blog. Lo demás... A trabajar otra vez, en fin, a volver a la rutina del día a día.

9 comentarios:

Puck dijo...

Bienvenida!!! será un placer leer alguna de esas aventurillas vacacionales
saludillos

Elysa dijo...

¡Bienvenida!!! seguro que traes muchos cuentos de esos lugares.

Besitos

Blanca Bk dijo...

OOooh!! Qué maravilla de viaje!! Seguro que te has inspirado mucho en un viaje tan bonito. Quién pudiera!!! Muchos besos!!!!! :D

Puri dijo...

Chicas, da gusto ser recibida con esta bienvenida nada más poner el dedo en la tecla... Gracias.

montse dijo...

Veo entre líneas nostalgia y un punto filosófico. Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones. Y espero recordar tomar ejemplo de ti y llevar siempre encima algo para escribir lo que sale a veces en los lugares más insospechados.

Luisa Hurtado González dijo...

Hola, qué buenas vibraciones se respiran en este blog aunque su autora tenga que volver al trabajo y a la rutina.
Siempre una sonrisa. Qué bien.

Puri dijo...

Montse, las libretas son fundamentales para atrapar esas ideas que te vienen en cualquier momento. Porque luego el momento pasa y las ideas se olvidan , las palabras ya no son las mismas. Yo tengo mi libretita de viajes y otra libretita quellevo en el bolso siempre.

Luisa, si es que las vibraciones buenas son las que recibo de vosotras. Gracias.

Acuática dijo...

Jo, a mí los diarios de viaje es algo que me encanta, pero me es imposible llevarlos al día (por el cansancio de las jornadas) y siempre los últimos días de vacaciones se me quedan sin escribir. Es una pena, porque este tipo de recuerdos siempre son una chulada conservarlos...
:)

Puri dijo...

Acuática, eso es lo que me pasa a mí, siempre faltan algunos días que prometo terminar en casa y luego nunca hay tiempo.