domingo, 13 de marzo de 2011

Píldoras



- ¿Te gusta leer?

- Sí, pero no tengo tiempo.

- ¿Has probado las píldoras-libro? Son el último invento de nuestro laboratorio. Te tomas una con un vaso de agua y es como leer un libro. Sin tener que leer palabra tras palabra, ni pasar páginas, ni sostener libros pesados en la cama, ni hacer el esfuerzo intelectual de concentrarte y seguir la lectura; tan fácil como tragar una píldora, con un vaso de agua y todo el contenido de un libro pasa a tu cabeza. Mira, aquí tengo Ana Karenina.

Su amigo le mostraba una píldora roja y azul, como cualquier píldora para el dolor de cabeza.

- Solo te costará seis euros – añadió –, bastante menos de lo que cuesta un libro.

- Vale, déjame probarla.

Aquella noche se sentó en su sillón, se había preparado un vaso de zumo de naranja de polvos, con todas las vitaminas de la fruta y después de mascar una chocolatina hiper-calórica-proteínica con fibra añadida, decidió relajarse con la lectura de Ana Karenina. Contempló con cierta incredulidad la píldora, tenía una A grabada en la mitad roja y una K en la mitad azul; estaba acostumbrado a las píldoras alimenticias (aunque prefería las chocolatinas para no perder el placer del sabor), pero se sentía un tanto escéptico en cuanto a que una pildorita pudiera contener un Ana Karenina entero…

Con el último sorbo de zumo se tragó la píldora, y se repantingó en el sillón.



*  *  *

- ¿Qué te pareció Ana Karenina? – le dijo su amigo cuando se lo encontró días más tarde.

- ¡Jamás volveré a tomar una píldora de esas! Con ellas no se puede hacer nada más, te sorbe el seso por completo. Ha sido como una enfermedad, tres días con sus interminables noches en la cama, sufriendo las angustias de Ana Karenina. Porque te la tomas y es como si abrieras el libro pero sin poder cerrarlo en ningún momento. Y ese es el error: ¿a quién se le ocurre poner Ana Karenina en una sola píldora? ¡Deberían preparar una caja con tantas píldoras como capítulos!

4 comentarios:

Elisa dijo...

Pobre, qué empacho. Y anda que si se hubiera tomado la píldora de Los hermanos Karamazov...

Puck dijo...

jajajaja la resolución del tema me parece genial!!!!Felicidades
Saludillos

MA dijo...

Sí, es una buena solución, pero ¿compensa?

Puri dijo...

Elisa, desde luego los Karamazov lo hubieran dejado hecho polvo...

Gracias Puck, me alegro que te guste.

MA, estoy de acuerdo, no creo que compense en absoluto, donde esté disfrutar calmadamente de un buen libro con tiempo para poder digerirlo... Pero los perezosos se llevan lo que se merecen.