viernes, 4 de marzo de 2011

Carreras matutinas


Hoy he empezado el día persiguiendo al autobús de la empresa. Se me ha escapado, el muy puntual, cuando iba a la parada ya salía del semáforo... He corrido, con esperanza (ingenua) de alcanzarlo en la parada siguiente. No me he caído pero casi, el carril bici estaba resbaladizo con la lluvia. A través del jardín he salido hacia la calzada a la caza de un taxi, presa extraña por Vía Hispanidad y más a estas horas de la mañana. Oteaba nerviosamente por una lucecita verde, que nunca sabes si son taxis o semáforos... Pero sí, había una luz verde y por suerte ha resultado ser un taxi. Montada en este bólido hemos salido en su persecución como en las películas ("Siga a ese autobús"). (Bueno, en realidad, el autobús no se veía, con lo cual ha sido todavía más emocionante). Le explico al taxista: tengo que coger un autobús de la GM, el mío acaba de pasar, pero el autobús de la parada de la autovía de Logroño no sale hasta que no han pasado todas las rutas...
- Bueno, entonces aún podemos pillarlo.
A mi autobús lo hemos alcanzado en la Bombarda, allí tiene otra parada, el taxista dice:
- Tranquila, que ahora ya lo tenemos...
Lo aadelantamos y seguimos hasta la parada de la autovía.
- Qué suerte he tenido de encontrarle a usted - le digo al taxista.
- Yo estaba haciendo tiempo hasta las ocho para cobrar un pellizco de lotería porque a estas horas no se hace gran cosa...
- Pues a mí también me ha tocado la lotería...
He cogido el autobús con mi amiga Marisa, jeje, que se ha sorprendido al veme allí.
Menos mal que llevaba dinero para pagar el taxi...
Real como la vida misma...

7 comentarios:

Miss Bittersweet dijo...

Siempre he querido montarme en un taxi y decir: "siga a ese coche!" jaja. Un besito.

MA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier dijo...

Muy divertido, aunque creo que no te habrá hecho ninguna gracia esa aventurilla mañanera.

Puri dijo...

Casi me sentí como en la peli "Mujeres al borde de un ataque de nervios"...
Javier, desde luego no es la mejor manera de empezar el día...

AMM dijo...

Al leerlo te he visto buscando con tus ojos grandes esa lucecita verde que iba a acercarte a ese autobus para que cumplieras con una de tus obligaciones diarias. He disfrutado leyéndolo.Ada.

Irene dijo...

Si es que tenemos para un libro entero con las gm aventuras!

Puri dijo...

Irene, menuda novela podríamos contar...