martes, 15 de febrero de 2011

Por una caja de leche...

- Le cobran en aquella fila de la izquierda, si no le importa. Esta caja está cerrada.

Miró con desesperación la fila de la izquierda. Llegaba hasta la sección de charcutería, unas quince personas por delante. Sólo llevaba una caja de leche. Se había prometido no volver a hacerlo, pero le estaban obligando.

- En realidad, no iba a pagar…
- ¿Es una reclamación?
- Podríamos llamarlo así…

Sacó la pistola del bolsillo del abrigo y apuntó a la cajera en la sien:

- Odio las colas del supermercado. Dame todo el dinero de la caja.

3 comentarios:

Torcuato dijo...

Genial
Besos, Puri

Elisa dijo...

Drástica solución. Una frase de inicio complicada y muy bien resuelta.

Puri dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Seguiremos intentándolo.