viernes, 22 de noviembre de 2013

En la pecera


Foto de Gina Vasquez

Tenías todos tus sueños flotando en el mar de tus ojos. Yo también estaba en ellos, encerrado en una pecera, la mascota que por costumbre no te olvidabas de cuidar. Era tu pececillo, daba vueltas en círculos, me observabas con curiosidad, y yo te miraba, boqueaba ante ti, deseaba que tus labios se posaran en el cristal y anhelaba acercarme a besarlos. Pero pronto perdías interés en mí y acudías a esos otros que bailaban hasta el amanecer en tu playa bulliciosa. Me alimentabas de gambitas secas, pero jamás me echaste ni una miaja de sonrisa ni una pizca de te quieros. Me conformaba con eso, con el sabor a bollo recién hecho que quedaba en las gambitas cuando las tocaban tus dedos.

Muchas veces me preguntaba por qué estaba yo ahí, en tus sueños, si no me deseabas, si nunca había significado nada para ti. Un día me respondiste: “Porque no soy yo la que te sueña, sino tú el que está soñando que yo sueño contigo”. Esas palabras rompieron la pecera, se escapó el agua de ella y yo casi me ahogué con ese aire tuyo de alta montaña. Ahora sobrevivo en el charco de mis lágrimas mientras tú chapoteas en él y me clavas muy profundo el arpón de tu indiferencia.

* * *
Un viernes creativo más en  el bic naranja. Anímate a escribir una historia para esta imagen propuesta por Fernando Vicente. Y acude hoy por el bic naranja a leer un montón de historias sugeridas por la imagen.

4 comentarios:

Arte Pun dijo...

Qué bonito Puri, qué bien has dibujado ese enamoramiento con sus indiferencias y sueños.

Que tengas mucha suerte si es un concurso. La foto me encanta.

Gracias. Abrazos

Towanda dijo...

Hola, Puri.

No se podía haber contado mejor la historia que sugiere la foto.

Olé, olé y olé.

Besos,

Blanca Bk dijo...

Maravilloso, Puri. Me ha encantado. Breve y poético. Hermoso. Un abrazo! ;)

Purificacion Menaya dijo...

Gracias José Luis, no es un concurso, cada viernes Fernando Vicente nos propone escribir a partir de un video, una foto o lo que se le pasa por la cabeza y en ese lugar de encuentro cada uno deja sus historias. ¡Anímate a participar tú también!

Towanda, me alegra que te guste tanto.

Blanca, guapa, para ti todos somos pececillos, pero este pobre lo pasa muy pero que muy mal, los tuyos son más alegres y optimistas ;)