jueves, 16 de agosto de 2012

Conversaciones en la ancianidad


Los abuelos están viendo un documental de ballenas que mueren al quedar embarrancadas en la playa, el anciano comenta:
—Pobres, han perdido el instinto de conversación.
—Cariño —contesta preocupada su mujer—, has bailado las letras, querrás decir instinto de conservación.
—¿Que bailo las letras? ¿Y qué bailan, El Danubio azul?
—Que cambias una letra por otra, quiero decir —se explica la mujer—. Conservación-conversación, ¿entiendes? Vamos, que tendremos que volver a ir al logo… —. El marido no la deja terminar:
—¡Ah, sí! Al glosopeda.
—Eso, al glosopeda —asiente ella llevándole la corriente; cansada de corregirle una y otra vez, le mira con lástima, recordando al intelectual que fue.
Y se queda callada, absorta en las ballenas, sintiendo que ella sí que está perdiendo el instinto de conversación.

9 comentarios:

Arte Pun dijo...

Qué bueno Puri, ese no saber quién es el más cuerdo. Me gustó. Gracias por el relato.

Besos

Luisa Hurtado González dijo...

Qué chunga la vejez.
Y que título de micro tan extraño para tu blog que está lleno de colores alegres y de letras divertidas.
Un beso

Rosa dijo...

Si yo te contara...Triste pérdida sin duda, la de la conversación y la de la cabeza.

Besos desde el aire

Puri dijo...

Arte Pun, para mí la cuerda es ella, que lamenta no poder llevar una conversación con él.

Luisa, no todo es divertido y alegre, desgraciadamente. La vida, es así

Rosa, sí nuestro viejos a veces pierden la cabeza y es una pérdida que sufren sus seres queridos que les conocieron tiempos mejores

Puck dijo...

Una cosa te lleva a la otra. Muy bien hilado.
Saludillos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Gran micro, Puri, en el que los personajes nos enternecen por lo pegado a la realidad de la trama.

Un saludo,

Sara Lew dijo...

Muy bueno, Puri. La vejez es un camino de retroceso, nos volvemos como niños: otra vez aprender a hablar, otra vez la dependencia; solo nos queda morir, volver al útero, volver a nacer...
Un abrazo.

Elysa dijo...

Muy bueno, Puri, se pueden ver a estos dos. Triste pero real.


Besitos

Puri dijo...

Gracias, Puck, Pedro, Sara y Elysa, los ancianos nos enternecen pero también les dejamos de lado muchas veces. Hay que encontrar el equilibrio.