martes, 16 de septiembre de 2014

Corazón eterno




Imagen de  Chiara Bautista


Yo no creía en otra vida después de la muerte. Yo solo creía en ti, en tus manos, en tus ojos, en tu boca, en ese pecho donde apoyaba mi cabeza cada noche para conciliar el sueño, oyendo tu corazón palpitar. La muerte vino a visitarnos y te eligió a ti, ojalá me hubiera preferido a mí. Ella no ha podido llevarse tu corazón, que sigue escondido bajo las sábanas; quiero escucharlo como una nana que me duerma para siempre y así conseguiré volar detrás de ti, pero suena con ese tic-tac eterno, tan fuerte, que me mantiene despierta y sin vida. Porque no hay vida después de tu muerte. 

* * *
Para el viernes creativo del 12 de septiembre en el bic naranja. Podéis leer más historias inspiradas en esta imagen allí.

3 comentarios:

Eduardo Mancilla dijo...

Hermosísimo y sentido relato, felicitaciones.

Purificacion Menaya dijo...

gracias Eduardo, bienvenido por este rincón, vuelve cuando quieras.

Pili Mayo dijo...

Qué preciosidad, bonitas palabras de amor....