sábado, 31 de agosto de 2013

AGOSTO 2013




El último día quise pescar un poco de mar para llevármelo a casa.

2 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Todos deberíamos tener mar cerca de casa.

:)))

Confieso que yo no podría vivir lejos.

Un abrazo,

Purificacion Menaya dijo...

Pedro, ¡suertudo!
Lo malo es que los humanos nos acostumbramos a todo, hasta a vivir sin mar. Toda la vida viviendo en este secarral regado por el Ebro...
abrazos