lunes, 26 de noviembre de 2012

Mentiras


—No me vengas con historias —me dice mi mujer cuando le digo que hoy tengo que quedarme a trabajar hasta tarde.
A veces pienso que lo sabe, que sospecha, que me va a montar un número. Pero solo calla y me cuelga el teléfono, con rabia contenida.
—Cuéntame una historia —me susurras en la penumbra de tu lecho.
Y yo recuesto mi cabeza en tu vientre y, entre fantasías, olvido todas las mentiras que hacen posible que pueda estar contigo. 

3 comentarios:

Rosa dijo...

Su mujer lo sabe, pero no quiere darse por enterada, también se miente.
Me ha gustado Puri.

Besos desde el aire

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Si de algo goza este micro es de una gran carga de verosimilitud, Puri.

Brillantemente trazado, no depara sorpresa, por cuánto se sujeta a la realidad.

Un abrazo,

Puri dijo...

Sí, Rosa, todos nos mentimos.

Pedro, una realidad que se quiere esconder con fantasías.

Besos a los dos