jueves, 8 de noviembre de 2012

Cambio de sábanas



La cabeza del hombre que amó da vueltas en el interior de la lavadora. Ahora, al verlo ahí dentro, piensa que era bien sencillo: primero al cesto de la ropa sucia, luego a la lavadora. Tan fácil como cambiar de sábanas. Solo le falta poner en su cama al hombre nuevo y limpio que está esperando en el armario.

* * *
Esta fue la primera versión para el concurso casa de muñecas de Páginas de espuma. Los relatos tenían que comenzar con la frase: La cabeza del hombre que amó da vueltas en el interior de la lavadora... Debían tener solo 200 caracteres, así que la versión final que envié al concurso, comiéndome el punto final para quedarme justo en 200, fue la siguiente :

La cabeza del hombre que amó da vueltas en el interior de la lavadora. Primero al cesto de la ropa sucia, luego a la lavadora. Tan fácil como cambiar de sábanas. Solo falta poner en su cama al hombre nuevo y limpio que está esperando en el armario.

* * *
Esta claro que las brevedades tan breves no me van... Me gusta más el primero. Y también me gusta más este otro Centrifugado que ya os avancé aquí, que era más largo.

5 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Oye, pues me gusta mucho, lo veo tan cotidiano que me asusta, je je
Abrazos

Luisa Hurtado González dijo...

Pues no te iran las brevedades pero, sin querer, has escrito n puñadito de micros la mar me majos.
Estoy con Ana, mucha normalidad es esa.
Besos, Luisa

Laura dijo...

Pues a pesar de lo que dices, Puri, a mí me gusta. Que no hayas llegado a la final, o que no te sientas del todo satisfecha, no quiere decir que no consiguieras el objetivo. Y yp creo que te ha quedado muy ¡¡limpio!!. ;)

Un besote por el micro y otro por la originalidad del mismo-

Rocío Romero dijo...

Jo Puri,
a mí tampoco me van las brevedades tan breves, no se me dan bien y además no siempre me gustan las de los demás. Prefiero que las palabras hagan su labor, y que el peso no recaiga sólo sobre la interpretación del lector... Y resulta que el tuyo me ha gustado, mucho, pero que mucho, mucho. Sí.
Felicidades, besos y achuchones de finde

Puri dijo...

Anita, tan cotidiano y doméstico que cualquiera lo puede hacer...

Luisa, Laura, no es que no me guste el micro, pero es que para hacer 200 caracteres siempre tengo que recortar y el resultado no es igual, siempre me parece que le falta algo.

Rocío, qué alegría verte por aquí. 200 caracteres es muy, muy poco, coincido en todo lo que dices. Y me alegro de que te haya gustado.

Besos a todas!!!