domingo, 3 de abril de 2016

Encuentros con lectores en colegio Els Pallaresos



Como todos los años por primavera, el jueves pasado tuve unos encuentros en colegios de Tarragona con lectores de mi libro Dragón busca princesa. Los encuentros suponen siempre un baño de optimismo, no hay nada más grato que ser recibida por un montón de sonrisas tímidas y picaruelas, que están ardiendo en deseos de conocerme, de preguntarme todas esas cosas que pasan por la cabecita de un niño cuando lee un libro. Me llevo además muchos regalos, dibujos de los chicos y me escriben cartas. En el colegio Sant Sebastiá de Els Pallaresos, esta vez dos niños me regalaron sus dibujos, el del dragón es el de Pau. Lo he elegido porque no es un dibujo normal, ¡es en 3D!!! No sé si se aprecia en la foto, el volumen está logrado con plastilina. También recuperé los dibujos que me hicieron los alumnos del curso pasado, que con las prisas al marchar se me olvidaron en el colegio. En cada uno de estos dibujos los niños me escriben unas palabras. Mientras esperaba el AVE en la estación para el regreso a Zaragoza, afortunadamente tenía sus cartas para leer, la hora y media de espera se me pasó en un suspiro entre sus dibujos y sus palabras. Un niño empieza así: “Hola buenos días o buenas tardes según cuando lo leas…”, la verdad es que piensan en todo. Se dice que los niños son sinceros, que dicen las cosas de corazón, no por quedar bien, así que me hincho como un globo cuando Mónica pone: “eres mi inspiración”, y otro niño: “escribe más libros”. 
Los niños, además de hiperactivos, pueden ser hiperbólicos y tan apasionados como Laura, que me escribe detrás de su guapísima princesa rubia: “y si no hubieras hecho este libro me hubiera aburrido el resto de la vida”. 


Otra niña, María, elige a la bruja Parla Parloti, uno de mis personajes preferidos, dibuja con todo detalle su casa y escribe con bonitas letras en distintos colores: “me encantó tu libro (…) sobre todo que pusieras la casa de la bruja Parla Parloti en una cueva o debajo de una cueva…”  (como podéis apreciar, su casa tiene todas las comodidades y electrodomésticos): 




Nuria me cuenta: “Mi personaje favorito es la princesa valiente, algún día me gustaría ser como ella”. Eso espero, que seáis valientes como la princesa, fuertes y con buen humor como el dragón Waldo, amantes de los libros y atrevidos como David, decididos y listos como Katia, poderosos y parlanchines como Parla Parloti. Y sobre todo espero que cuando seáis mayores no os olvidéis de ellos, aunque me temo que eso es mucho pedir...    

4 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Genial!!!
Escribe más libros"""

Purificacion Menaya dijo...

Gracias, Luisa, eso tenía que hacer!!!!

Helena Martínez dijo...

¡Qué experiencia más bonita!
Un besazo!! Helena

Purificacion Menaya dijo...

Sí Elena, es bonito compartir con ellos libros y experiencias, muchos besos!!!