viernes, 17 de enero de 2014

Rosas eternas



 Fotografía de Caras Ionut

Te había comprado rosas eternas para celebrar nuestro primer aniversario. No necesitaban agua ni aspirinas y me garantizaron que durarían entre tres y cinco años. Lucían tan coquetas como tú en la mesa junto a la ventana, para alegrar nuestros cafés de media tarde; esos en los que me dabas la mano mientras tu hija apretaba los dientes con rabia al escuchar nuestros arrullos. No debí confiar en la florista, hoy hasta las rosas se han puesto mustias y lo único eterno es tu ausencia. 

* * *

Para el viernes creativo de el bic naranja. La foto me gusta, las historias inspiradas por ella que podéis leer allí, también. 

6 comentarios:

Unknown dijo...

Menos mal que yo estoy muy alegre... sobre todo hoy

Laura dijo...

¡Buena propuesta para esa fotografía inmensa!

me he animado a escribir para esta foto porque creo que encierra mil y una historias preciosas, tristes, escondidas, de la misma forma que tú nos cuentas, Puri.

Lo publicaré mañana que hoy ya es tarde aunque todavía es viernes.

Esa ausencia duele mucho, Puri. Un besote para ti.

Purificacion Menaya dijo...

Unknown, no era foto para historias tristes, ¿verdad? Me alegro de que estés contento...

Gracias Laura, la fotografía me gustó mucho y eso siempre inspira. ME alegro de que te animaras a participar.

Besos a los dos!

Tramos Romero dijo...

Tu narración me ha llegado, es una inspiración con un mensaje de muchísimo amor, y nada empalagoso. también describes las ausencia de manera perfecta, y lo "celos" de esa hija, que reclama toda la atención de la madre.

Mi enhorabuena,

Besos muchos ♥♥

Leica dijo...

vaya tela...

Purificacion Menaya dijo...

Tramos, gracias por tus coemntarios.

Leica, enhorabuena que por fin no has caído en el spam!!! LA tela es oscura y triste, eh?