domingo, 5 de enero de 2014

Fuera de lugar


Imagen de Giuseppe Colarusso

Recibimos hace unos días la caja con el robot. Lo montamos siguiendo las instrucciones, le pusimos la batería, apretamos el botón de encendido. Abrió los ojos, comprobó la hora en su reloj interno y nos saludó con un buenos días afable. Después miró por la ventana y alabó las vistas a la montaña, pero enseguida preguntó: “¿Dónde está  el mar?”. Le contestamos que esto es un pueblo del interior, que la playa más próxima se encuentra a más de doscientos kilómetros.
Como dice el manual, todos los días le servimos menú de tornillos y tuercas, toma baños de sol en la hamaca de la terraza para cargar las baterías, se perfuma y desinfecta con alcohol para mantener brillante su chapa exterior. Realiza las tareas domesticas con eficacia. Pero cada vez que mira por la ventana las bombillas se le empañan y aunque lo engrasamos a diario, sus articulaciones siempre chirrían. Mi hija dice que deberíamos comprarle una pecera.

* * *
Para el viernes creativo de el bic naranja

8 comentarios:

Elisa dijo...

Qué original, Puri, además es de largo recorrido, vale para niños y para mayores.

¡¡¡Felices Reyes!!!

Montesinadas dijo...

Puri me quedo con este Robocito tan tierno y tan humano, la imagen de verlo mirarpor la ventana inspira melancolía, me gusta.
Abrazos y feliz 2014.

Purificacion Menaya dijo...

Gracias, Elisa, sí tu siempre pensando en tus chicos, este robot que echa de menos el mar les puede gustar.

Montesinadas, gracias, te lo envío pero solo si tienes mar en tu ventana, o al menos una foto o un poster que le anime.

¡Felices Reyes a los dos!
Por cierto, mañana en cuentos de animales para niños informales, http://animalesinformales.blogspot.com.es/
cierto animalejo tiene unos regalos que quizá también os gusten. Es ese tipo de regalo que también vale para mayores además de para niños. ¡Y no es carbón!

Miguel jiménez salvador dijo...

Qué buena mirada Puri, me ha encantado.

Un abrazo.

Tramos Romero dijo...

Precioso, imaginativo, dulce y con mucha mucha vida¡¡

Mi enhorabuena.

Besos Feliz año ♥♥

Badthing dijo...

Precioso cuento.
El pobre robot podría cantar también aquello de "desde mi ventana no puedo yo verlo, desde mi ventana el mar no se ve..."
Besicos.

Purificacion Menaya dijo...

Gracias Miguel y TRamos, me necanta veros por aquí

Badthing, jeje, me gusta esto de BAdthing, pero casi sería mejor Badgirl... Yo a veces también me pondría a cantarlo. Besotes

Alejandra Fernández dijo...

Hasta tus micros tristes me sacan una sonrisa. Es precioso Puri