sábado, 6 de julio de 2013

Caracolas





Cuando la noche se espesaba tras los muros de piedra, ahuyentábamos el frío con las sopas de ajo de la abuela y el calor del hogar que abrigaba la cocina. Mi madre y mis tías hilaban en el centro, muy juntas, y sus labios exprimían los chismorreos del día.
—¿Qué bordas, Antonia?— preguntó mi madre a su prima.
—El ajuar de la chica. Pero hay tiempo, como a mi María no se le conoce mozo que la ronde...
María se sonrojó y bajó la vista hacia las brasas, sus ojos negros se encendieron en ellas. Nadie se dio cuenta, pues el calor también arrebola las mejillas, excepto Germán, que medía en silencio la pared con su espalda fornida. Desde mi cojín, le pedí al abuelo que nos contara cómo enamoró a la abuela.
—¿Otra vez?
Pero sin insistirle, el viejo empezó con su voz de roble seco: “Tu abuela se empeñó en ir a ver el mar...”. Fue tejiendo esa peripecia de la abuela en alpargatas, primero en carro, después en autobús; lo mejor, el recuerdo que trajo: “...aquella caracola guardaba el mar y, según la abuela, podía oírse el canto de una sirena. Me la puse en la oreja, escuché atento y le dije: es verdad, entre las olas, te oigo a ti cantar".

Vislumbré entonces la mano de Germán ahuecada sobre la oreja de María, pero al percatarse de que los miraba, la escondió apresuradamente a su espalda. En los ojos de María, me pareció ver el mar.

* * *

Ya han salido los finalistas del concurso de Soto de Sajambre, con el tema la hila. Aquí podéis leerlos todos.


7 comentarios:

ESPERANZA dijo...

Puri, me encantó tu relato desde la primera lectura, ese juego de la caracola, la sirena, el mar y el amor, me ha parecido bellísimo.

Enhorabuena por él, un magnifico relato.

Un abrazo,

Miguelángel Flores dijo...

Es que es una preciosidad. Me encanta el ambiente que has creado, Puri, está lleno de candidez y poesía. Precioso.
Un abrazo.

Arte Pun dijo...

Una delicia de relato Puri, los personajes, el ambiente, la ternura, el rubor, el amor... Y el mar. ¡Qué bien tejes!. Me ha encantado, gracias.

Besos

Laura dijo...

Me gusta la escena recreada en tu texto porque se puede tocar a los personajes y se puede estar dentro de ello en su breve lectura.

Muy chulo para mi gusto. Voy a ver quiénes llegaron a las deliberaciones finales, Puri.

un besote de domingo.

Ricardo Corazón de León dijo...

Muy placentero de leer. Gracias por compartir.

Purificacion Menaya dijo...

Gracias amigos por estar por aquí, me alegro que os haya gustado este tejer de palabras. Besos

Elisa dijo...

A mí también me parece precioso, Puri. Qué de joyas trajo la hila, y mira que el tema era complicado.