lunes, 28 de mayo de 2012

Sueños






De qué está hecho el tejido de los sueños, transparente y mágico, ese estampado de imágenes hiladas entre sí en el telar de un loco. Porque cuando soñamos los acontecimientos se suceden con la naturalidad de lo real y al recordarlos nuestra razón se encuentra el disparate, extraño e incontrolado. Te sueño y tu rostro se desdibuja en el rostro de otro y tu voz no es tu voz sino la de un ogro y tu boca una raja de sandía cuyos dientes de pepitas negras están careados. El horror se mezcla con la belleza y en esa manta que vuela por los cielos de la locura, el despertar puede ser deseado por la pesadilla o por el contrario, el dulce recuerdo nos invita a cerrar los ojos para seguir paladeando ese paraíso de tintes suaves y felices.
Si además puedo aferrarme a tu cuerpo al despertar, ese recuerdo se ve reforzado por tu cálida presencia, y si te beso, el sueño vuelve a mis sentidos y el cuerpo se extravía en sensaciones infinitas. Alarguemos los sueños en el amanecer de cada día. Trata de recordarlos, sin perder ni un detalle y que tu vida sea tan intensa y disparatada como ellos.

8 comentarios:

Cris dijo...

Me ha encantado :)

Petra Acero dijo...

Al despertar no recuerdo haber soñado, y el despertador continúa sonando... ¡No puede ser! ¿A levantarse, ya? Hoy no voy a trabajar. Quiero soñar para recordar algo bello esta mañana; para que mi vida sea tan intensa y disparatada como ellos.
Tú lo has dicho, Puri. Quiero tu definición de sueños.

Un beso.

Aurora Ruá dijo...

Bonito!!

Nicolás Jarque dijo...

Puri, excelente cuadro de sensaciones que revela este relato. Los sueños son el complemento a la vida y los soñadores —entre los que me incluyo— son los que sufren y más se alegran cuando se cumplen, porque se cumplen.

Muy bonito.

Un abrazo.

Arte Pun dijo...

Qué sueño más bonito, qué bien describes ese amanecer, ese despertar. Y la última frase me encanta, "que tu vida sea tan intensa y disparatada como ellos", qué buen deseo para cualquiera.

Gracias por el relato Puri. Un beso.

Javier dijo...

Muy bonito, tanto tus palabras como la foto. !Qué sería de nuestars vidas sin nuestros sueños¡. Yo siempre trato, como dices tú, de recordarlos, sin perder ni un detalle. Incluso hay algún sueño que se repite desde mi infancia y por muy disparatado que sea siempre espero que se haga realidad.

Elysa dijo...

Precioso, Puri esa descripción de las sensaciones que puede traer un despertar del sueño.

Besitos

Puri dijo...

Cris, ya sabes, a soñar...

Petra, tus palabras me suenan a mis despertares. Madrugar es malísimo para los sueños... Pero no nos queda otro remedio.

Aurora, gracias

Nicolás, ojalá se cumplieran todos nuestros sueños.

Felices y eternos sueños ArtePun

Javier la foto es de una cala al atardecer en Menorca. Me tienes que contar ese sueño de infancia.

Elysa, esos despertares que estás entre el sueño y el despertar son una maravilla poder disfrutarlos.