viernes, 20 de agosto de 2010

Fondo de escritorio



Tengo una foto de una playa de Asturias como fondo de escritorio en el ordenador del trabajo. Cada vez que la miro, me entran ganas de zambullirme de cabeza en esas maravillosas aguas verde esmeralda que se convierten en azul intenso en la lejanía. Siento la arena blanca y fina de la playa bajo mis pies mientras paseo junto a la orilla y juego a no dejarme alcanzar por las olas. El agua está fresca, vivificante, el sol acaricia mi piel y me empuja al agua.


Nunca había tenido una foto personal en el ordenador del trabajo y la verdad es que es un pequeño escape en la rutina diaria: por un instante te encuentras reviviendo las vacaciones pasadas y soñando con nuevos destinos en playas y montañas verdes llenas de vida. Es como una ventana abierta al mundo de los sueños. Pone una nota de color a los números, las hojas de Excel y los correos electrónicos aburridos. Voy a volver a zambullirme un rato en el azul intenso, en el verde esmeralda.

1 comentario:

NACHO dijo...

¡MUCHAS FELICIDADES!!!! Por tu cumple y por lo bien que escribes.

Nacho y Elena