sábado, 8 de marzo de 2014

8 de marzo, día de la mujer



Cupcake hecho por mi hija Elena


Hoy es el día de la mujer. Lo peor de todo es que haya un día de… Eso significa que hay un concepto que recordar a la gente y mucho que reivindicar: es como el día de los derechos del niño, el día del SIDA, el día del orgullo gay… Por supuesto que no hay día del hombre, nosotras solo tenemos un día al año, los hombres, todos los demás.


Pero celebremos que hemos conseguido dar grandes pasos a favor de nuestro lugar en el mundo, sin dar muchos codazos y metiendo el dedo en el ojo a algunos… No hay más que mirar como está la mujer en otros países. No vamos a quedarnos con los brazos cruzados, hay que seguir luchando, por esas otras mujeres sin ningún derecho y por nosotras, que tenemos todavía mucho que pelear.

6 comentarios:

*L* dijo...

Toda la razón!!!

Elena es una artista. :)

Besos y felicidades a ambas.

Miguel jiménez salvador dijo...

No estáis solas.

Abrazos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me fastidia celebrarlo porque con ello no hacemos más que solemnizar el fracaso de nuestra sociedad, pero me fastidia también no celebrarlo porque me quedo sin brindar por las mujeres de mi vida.

Terrible dicotomía.

Un abrazo,

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Siempre he sido enemiga de los días de..., pero tengo que rconocer que son necesarios por mucho que duela.
Felicidades a tí y a tu hija.
Besicos muchos.

Carlos de la Parra dijo...

Felicidades a todas las mujeres.
El diario día del hombre que mencionas lo paso trabajando, y no me quejo pues es parte de ser feliz.
Genial el cupcake.

Purificacion Menaya dijo...

Gracias a todos por pasar en este día.
L, Elena se está convirtiendo también en una artista de la repostería.

Miguel, sé que hay muchos de vosotros que estáis ahí para ayudarnos y luchar por fin juntos ;)

Pedro, brinda por las mujeres de tu vida, que se lo merecen, los cambios llevan su tiempo...

Sí, todavía hace falta el día... Felicidades también a ti.

Carlos, trabajamos todos los días, mejor si como tú lo hacemos de manera feliz, que no es fácil.