domingo, 27 de noviembre de 2011

Con los ojos abiertos

Vivió con los ojos cerrados, murió con los ojos abiertos. Como si en esa última mirada anhelase atrapar todo aquello que no se había atrevido a saborear en vida.

10 comentarios:

Rosa dijo...

Un poco tarde, no?

Besos desde el aire

Elysa dijo...

Pues que triste, la verdad.

Besitos

MA dijo...

Esto si que es profundo, ¡uf!. Y muy cierto en muchas ocasiones.

Rocío Romero dijo...

Jo, pues qué penita ¿no?
Besos

Luisa Hurtado González dijo...

Una última mirada, pero inutil. Algunos estamos con los ojos abiertos todo el rato para comprender y no acabamos de conseguirlo.
Un beso, Luisa.

Puck dijo...

Impresionante!!!. Decidido. Hay que vivir con los ojos abiertos para poder descansar en paz con los ojos cerrados.
saludillos vivos

Mar Horno dijo...

Magnífico. No hay que temer a vivir con los ojos de par en par, aunque te entren arena en ellos. Un beso.

Pablo Gonz dijo...

Yo lo dejaría en el primer punto. Libre a la interpretación del lector.
Abrazos muchos,
P

Manuel dijo...

Real como la vida misma. Pasar por el mundo sin vivir.

Puri dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios
Rosa, tarde, muy tarde, apliquémonos el cuento...

Elysa, MA, Rocío es triste pero mucha gente vive así.

Luisa, sí, eso nos pasa muchas veces que cerramos los ojos sin darnos cuenta y vamos como zombies

Puck, buena moraleja.

Pablo, sí es posible, podría terminar ahí pero yo siempre tiendo a explicar demasiado, quizás dejo demasiado poco margen al lector. No soy muy de dinosaurios.