miércoles, 18 de febrero de 2009

Día de la paz, 30 de enero

Hace días que pasó el día de la paz y ni siquiera me di cuenta. El mundo estaba demasiado revuelto en guerras y transcurrió como un día más entre bombas y disparos en el teledairio. Fue el 30 de enero, la semana pasada lo vi en un cartel del colegio de mi hijo. Allí siempre celebran el día de la paz haciendo un acto en el patio del colegio, en el que participan todos los alumnos. Cantan una canción, leen un poema, una reivindicación de paz. Este año, ni siquiera mi hijo comentó nada sobre el día de la paz. Parece que todos estemos suspirando por que de una vez por todas se cumplan esos buenos deseos de paz y que dejen de ser eso: meros buenos deseos. Estamos ya un poco desencantados. Hace unos días escribí yo también algo y aunque ya es un poco tarde, lo dejo aquí ahora:

El día de la paz
pasó volando,
como la paloma,
se fue llorando.

Canciones de paz
en los colegios,
con los bombardeos
como música de fondo.

El mundo estalla
pero a pesar de todo,
juntemos nuestras manos
para abrazar la esperanza.

2 comentarios:

cuentonuevo dijo...

Le tiendo mi mano derecha y voy a encontrar a alguien que me agarre la izquierda...
Besos de Paz
Niñocactus

Puri dijo...

Gracias Niñocactus, a ver si hacemso una cadena bien larga...